¿Cuáles son los depósitos más rentables?

Marta 11 mayo 2013 1

business chart showing success



Desde el 1 de enero de 2013, todos los depósitos bancarios tienen limitada su rentabilidad. Esta circunstancia se desprende de una recomendación de obligado cumplimiento emitida por el Banco de España. Consecuentemente, la búsqueda de rentabilidad estará en las propuestas que mejor manejen dicha limitación.

Los depósitos más rentables en 2013

Si bien es cierto que aún era posible dar con propuestas de depositos bancarios a un 4% y un 5% TAE, durante el 2012 y a comienzos de 2013, la situación es distinta actualmente. La recomendación del Banco de España (BdE) de limitar la rentabilidad de estos productos se ha aplicado a todos por igual. En ese sentido, los depósitos más rentables en 2013, a estas alturas del año, juegan con cifras que tienen prohibido proponer rentabilidades de un 4% TAE o superiores. Así, en el mes de abril han existido depósitos con una rentabilidad que oscila entre el 2,25% TAE y el 3,50% TAE. Las cifras quedan lejos de las rentabilidades de hasta el 4,75% TAE que se alcanzaran en septiembre de 2012, luego de la retirada de la Ley Salgado.

El panorama de la inversión tras la recomendación del BdE

La recomendación de obligado cumplimiento del BdE no es una circunstancia que algunas entidades puedan obviar y otras deban cumplir. Muy al contrario, se trata de una obligación generalizada, por lo que las entidades bancarias han de asumirla en sus nuevas propuestas de productos de inversión relacionadas con los depósitos bancarios. Además, la directriz debe ser de aplicación con carácter retroactivo, abarcando cualquier propuesta emitida desde el 1 de enero de 2013. En estos momentos, las distintas entidades proponen sugestivas fórmulas de inversión, dentro del marco de la ley, al mismo tiempo que se ajustan a los parámetros exigidos por el BdE.

Otras vías de inversión

Las opciones de inversión para el pequeño y mediano inversor tienen en los depósitos una de sus expresiones más comunes. Sin embargo, no se trata de la única. Otros productos de interés pueden ser también los fondos de inversión o la renta variable. Ambas opciones se suman a las distintas posibilidades de obtener una cierta rentabilidad del capital propio.