El camino al New deal global

perlasalcedosanchez 18 junio 2009 3

Una de las lecciones de esta crisis es que las grandes acciones especulativas estilo “Las vegas” en las que el dinero puede generar dinero apostando de manera arriesgada, no funcionan para sostener un sistema en el largo plazo. Entonces, surge la necesidad de reconstucción, en la crisis del 29, aplicando las teorías de Keyness sobre la necesidad de generar empleo a fin de reactivar la economía, se logró un “NEW DEAL” estas medidas, con sus previsiones adaptadas a la posible regulación de mercados y cambios en los modelos económicos en la economía global, han conducido a diversos analistas a mencionar que nos encaminamos un New deal global.


Es interesante porque en materia de voluntad política y regulación financiera las posturas pueden ser diametralmente opuestas, ya que las crisis como tal son una etapa del cliclo económico y se presentan independientemente del modelo de desarrollo que se siga.

Por ejemplo, Gordon Brown, en una visita a Barak Obama, comento que el regreso de los estados de bienestar fue un New deal global, tras la segunda guerra mundial. Para la economía de los años treinta, se dió prioridad a la regulación de los mercados financieros, a la agricultura, industria, sindicatos y empleo. Estas medidas, en principio criticadas por la ultraderecha por parecerse al socialismo en su perspectiva, salvaron literalmente al capitalismo Americano como se conocía antes de Roosevelt.

Obama ha seguido las lecciones de esta crisis previa y ha hecho frente capitalizando al sistema financiero y adquiriendo activos de alto riesgo, por otro lado, ha generado un plan de estímulos enormes enfocados a generar empleo. Excelentes medidas tras medio siglo de hegemonía del mercado y desregulación de este importante factor de la producción. Estas medidas implicaran niveles históricos de deuda para Estados Unidos, superando las dos cifras del PIB y podrían ubicarse en el 15%; sin embargo, aplicadas de buena manera, aceleran la recuperación de la crisis.

Independientemente de la ideología de los países, es fundamental estimular la demanda y evitar la quiebra de sus sistemas financieros,  afortunadamente, creo que nuestros gobiernos lo han entendido y se han enfocado en mantener sanos ambos aspectos; sin embargo, el resultado vendrá tras la implementación como en todo proceso. La crisis pareciera homogenizarlas fallas alrededor del mundo, pero no debemos confundirnos, cada economía arrastra peculiaridades que en caso de existir un new deal global, sus medidas, deberían ser tropicalizadasa fin de resolver los problemas de cada país.